domingo, 10 de enero de 2016

Don't be afraid.

Después de romper a llorar, rompimos los esquemas. 

Llegó el momento en el que no quedó nada. Y nos convertimos el pájaros de papel. Tan fácil de desintegrarse si caían al agua y tan difícil de romperse con los golpes.
Pero no nos desintegramos con las lágrimas. Seguimos en pie. Seguimos jugando y volando. 

Y tú has causado esto. Solo es amor. 

Posarnos en lo más alto solo es otra forma de autoengaño. Si sabemos que somos de papel y que nos rasgamos. Y algo se hace bola. Somos nosotros. 

Somos el nudo. La maraña que no pudimos desenredar. Somos la misma soga que nos mintió diciendo que no hacía daño. 

Y entonces corrimos, porque las alas ya estaban mojadas. En la oscuridad a veces se ve todo un poco más claro. La soledad a veces me ha abrazado bastante mejor que tú. 

Me trabo. Me trago. Las preguntas e inquietudes. Ya hemos luchado bastante. Y desplegar las alas solo es otra forma de autoengaño.
Que le papel se desintegra si cae a un charco. Y yo ya he sido charco. 

Pero tanta tinta en nuestros pliegues, tantas tijeras que quieren darnos forma de corazón. Pero cortan. Mejor corremos otra vez. 

Porque cortarse solo es otra forma de autoengaño. 

Solo eres otra forma de autoengaño.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me encanta tu forma de escribir. Ya te sigo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te guste (: me he pasado por tu blog y también es muy interesante, te sigo (:
      Un abrazo ♥

      Eliminar